El petróleo ya no cotiza: Exxon Mobil abandona el Dow Jones tras casi un siglo

Actualidad

El gigante del petróleo Exxon Mobil dejará de cotizar en el índice Dow Jones de Wall Street. La petrolera ha sido seleccionada para salir del índice de referencia estadounidense el próximo 31 de agosto.

Es el adiós del último mohicano, el último miembro original del Dow Jones que llevaba casi un siglo de pertenencia. Concretamente, Exxon Mobil inició su andadura en 1928 cuando por entonces era Standard Oil of New Jersey. Ya en 1972 cambio de nombre a Exxon y en 1999 añadió Mobil tras la fusión con ésta.

El petróleo ya no cotiza, ahora el mundo es de la tecnología. Recientemente se ha visto a Apple alcanzar los 2.000 billones de dólares (2 billones europeos). Exxon ha sido el rey de Wall Street prácticamente toda la vida.

Llegó a alcanzar un valor de mercado de más de 400.000 millones de dólares. Pero en 2012 llegó Apple y desplazó a Exxon. Ahora la diferencia entre ambas compañías es abismal. A día de hoy el valor de Exxon es de 175.000 millones de dólares aproximadamente.

Y es que el oro negro ya no está bien visto. La crisis de la COVID-19 ha dado prácticamente la puntilla al sector y eso que había medio resucitado con el fracking en EEUU. Pero el valor de sus activos ya no es el que era. Además, la fiabilidad en este tipo de empresas ya no es la misma, sobre todo después de tener que reconocer que sus productos dañaban enormemente al planeta, lo escondió durante años y años y engañó a todo el mundo para que no les dijeran nada al respecto.

Pero ya no es su momento. Ahora el 31 de agosto entrará en el Dow en sustitución de Exxon la empresa tecnológica Salesforce.com.

La petrolera estadounidense anunció que en la primera mitad de 2020 perdió 1.690 millones de dólares, un duro revés frente a las ganancias de 5.480 millones del mismo periodo del año pasado, debido al exceso de oferta y al impacto de la COVID-19 sobre la demanda.

La compañía con sede en Irving (Texas), que encadena ya dos trimestres en números rojos, tuvo una facturación de 88.763 millones entre enero y junio, lo que supone un 33 % menos que en ese mismo tramo de 2019, según informó en un comunicado.

En el segundo trimestre, Exxon Mobil registró unas pérdidas de 1.080 millones de dólares frente a los beneficios de 3.130 millones que obtuvo entre abril y junio del ejercicio anterior, propiciadas por una caída del 53 % en las ventas, que se situaron en 32.605 millones.

Exxon Mobil

Noticias relacionadas